« Ir a la portada de la página de ayuda

¿Qué es un recibo?

El recibo es el documento que acredita el pago de una determinada cantidad de dinero, emitido por la persona acreedora (quien recibe), y dirigido a la persona deudora (quien paga).

No existe regulación mercantil específica del recibo, siendo las instrucciones del Consejo Superior Bancario y las prácticas bancarias y comerciales las normas supletorias de protección jurídica. De acuerdo con estas, el recibo es considerado un efecto de comercio con características similares a la letra y al pagare, pudiéndose endosarse y descontarse siempre que este aceptado.

El pago del recibo suele domiciliarse en cuenta bancaria, pero también se acostumbra a cobrar en el domicilio del pagador-librado.

En el caso de domiciliación bancaria del recibo es necesaria la autorización escrita del deudor para que la entidad bancaria cargue o adeude en cuenta su pago. Una vez realizada esta anotación, la entidad envía al deudor el documento del recibo como justificante del abono.

El recibo domiciliado tiene un formato normalizado y su estructura es como se indica en la siguiente imagen

MODELO DE RECIBOActualmente, en la práctica diaria, rara vez se llega a imprimir este documento ya que lo habitual es transmitir esta información de cobro a nuestro banco para que él se encargue del cobro del recibo en la cuenta y banco que nuestro cliente nos ha dado como domiciliación.

Normalmente de suelen agrupar varios recibos de cobro a clientes para enviarlos al banco, este grupo de recibos es lo que comúnmente se llama remesa de recibos.

La información de la remesa se suele trasmitir a nuestra entidad bancaria en formato electrónico, introduciendo los datos de cada recibo de la remesa en la propia web del banco, o incluso   importando en ésta un archivo informático con todos los datos que ha generado nuestro programa de facturación.